LA ESPERA




 LA ESPERA


Con tu mirada  con melancolía
regresas  otra vez y en ti me apoyo,
mis labios en los tuyos sin escollo
para encontrar la exacta asimetría.


Tu atención, tu agradable compañía
tienen la mansedumbre del arroyo,
que se convierte en savia y el pimpollo
inalcanzable, acuna lejanía.


En el saco de un cofre en la ladera
con recuerdos grabados en la lava
tu figura,  grabada en la pradera


y al Cristo  subiré  con la escalera
a confesar que he sido y soy tu esclava...
¡la crisolada luz que siempre espera!


Stefania
Mayo 22 de 2011

No hay comentarios:

Sociable