HÁBLAME

   HÁBLAME

                                                   /938

¡Háblame eternamente de la gloria!.  
Las heridas abiertas en tus manos,
carencias de  principios en hermanos
y deja que te guarde en mi memoria.

Cuéntame como el sol de tu victoria
es tu bondad en copa de artesanos,
es marea, es hoguera de cercanos
designios que me alejan de la euforia.

¡Salve Señor!, la paz en el caído
eres abrigo, clamor  y compañia,
eres agua, la alfombra en el herido.

Calma de la demencia oscura y fría
 sin la sentencia, córpus bendecido,
noche sin pena,  cruz sin agonía.

Stefania
Enero 31 de 2011     

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si me lo permitieses ... a tus pies.
JMM

Sociable