LUNA DE PLATA
-P.124

Se me pierde el verano en la cascada
por su intenso calor y de crecida,
desnuda mi pasión que ve aturdida
tranformada en su fruta madurada.

Asomando está la hoja amarronada
sensación de temblores y caída,
para alejarse fuera, amanecida
 luz de Luna de Plata enamorada.

El verano se muere muy doliente
en el suelo, en las copas y el relente,
liberando el dolor de la Nirvana.

El Otoño aparece sin defensa
ni en los ruegos de aquella fiebre densa
que mitigue el amor, ¡ Diosa Pagana!.


Stefania
20/09/2008

2 comentarios:

El trébol dijo...

Creo que este soneto es tu carta de presentación, así eres tú, brillante como esta luna.
JO

Stefania dijo...

UN beso JM, tu sabes porqué.
Steffy

Sociable