ESPIGA ROJIZA DEL CORAL


-P.358


Te imagino en ardores encendido
de veranos en júbilo creciente,
en mi sangre se vierten locamente
la eterna densidad de tu latido.

En las barcas de aspecto repetido,
en el agua espejada de mi fuente
y la imagen regresa prontamente
como brota el recuerdo del olvido.

Te veo en la cercana marejada
cuando llega a mi orilla acelerada
en la espuma de una ola de cristal,

en la luz de colores y a tu atada
coronilla en las sienes amarrada
con la espiga rojiza del coral...


Stefania
6/12/2009

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡¡¡ Una barbaridad !!!, es un abuso de sentimiento volcado en un poema y sigas viva, te felicito una vez más.
ET

Sociable